3 de febrero de 2008

Descalza sobre vidas rotas

¿Cuánta tristeza falta sangrar hasta secarme?
podría adelantarme y cerrar los ojos
o seguir caminando descalza sobre vidas rotas
o quizás pueda hacer alguna otra cosa,
pero todavía no se me ocurre.

7 comentarios:

  1. La pena, y a borbotones....


    Saludos para ti...



    Agustín

    ResponderEliminar
  2. ...la tristeza nunca deja de drenar, no se agota...


    Como siempre, estremeces Ale ;)

    ResponderEliminar
  3. La tristeza es un manatial insaciable...

    ResponderEliminar
  4. me gusta como expresas los sentimientos. me gustaría tener el mismo poder para hacer lo mismo con los míos que los tengo tan atorados, sobre todo en estos días y mis dedos se sienten mutilados porque no saben qué decir.

    ResponderEliminar
  5. Y en ese caminar descalzo hay tantos vidrios rotos, tantos que al parecer a uno no se le ocurre otra cosa que esquivarlos.
    Sentida esta brevedad de tus versos Alejandra.
    Cariños

    ResponderEliminar
  6. lo que dure una vida...

    me gusta mucho como escribes


    saludos
    hannibal

    ResponderEliminar
  7. creas espacios, lugares, habitaciones hechas de tiempo.
    admirable.

    ResponderEliminar