15 de febrero de 2008

Manotazos

Manotazos en el agua
y un sol eterno que no quema
y el planeta que no gira
y la luna sin mareas
y ausencia de pájaros
y un peso que no me hunde
y tiburones que me esquivan
y la muerte que no se acerca
sólo aire en mis pulmones
sólo un instinto suficiente
sólo un imán hacia algún norte
sólo un poco de suerte

y después,
manotazos en la arena.

11 comentarios:

  1. sólo encontrarse vivo.
    leyendote disfruto y no puedo disfrutar mas.

    ResponderEliminar
  2. Como los manotazos de bebé al nacer...


    Beijos, querida.


    atte:
    Paz

    ResponderEliminar
  3. La vida es un constante dar de manotazos, a veces salvadores otros nos unden un poquito mas.

    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  4. ... y después mis ojos en tus letras.

    ResponderEliminar
  5. excelente!

    "solo aire en mis pulmones"...es lo que necesitan pero el dejo de ausencia está ahí y no se va.

    Saludos dese la Clínica.

    ResponderEliminar
  6. Hola, querida amiga. Paso sólo un momento a saludarte porque ando algo apurado pero ya hace tiempo que no te visitaba. Un beso y mi cariño,
    V.

    ResponderEliminar
  7. Impotencia? Extravío?
    Me gusta el sabor que deja el poema, un tanto amargo, por decirlo de alguna manera.

    ResponderEliminar
  8. En esta vida siempre damos o recibimos MANOTAZOS de todo calibre. Buen poema y un discernimiento genuino y preciso en tus palabras.

    Besos...

    ResponderEliminar
  9. Alejandra

    Y entonces detrás del proverbial "ahogarse en un vaso de agua" está el temor a la sed, el terror al vacío del desierto.

    Buen poema, un placer pasar por aquí.

    Saludos desde Lima

    ResponderEliminar
  10. manotazos perezosos en la arena, nada mejor que eso!
    genial.

    ResponderEliminar