4 de junio de 2007

Neurosis

Él,
andaba
con los pies enchuecados
de tanto pelearle al destino.

22 comentarios:

  1. Y sí, el destino y los puentes van de la mano. Amobs, de una u otra forma nos llevan a nuevos horizontes, sueños y cantidad de sustantivos que deseemos agregar.
    Mis planos ya estan mas que gastados y sé que es momento de construie nuevos pero eso me cuesta hacerlo...
    La verdad, amiga de los destinos nunca esperados, agradezco de corazon tus hermosas palabras...
    El agua y el aceite no se pueden unir pero eso es complicado asumirlo...
    Y bien ese ANDABA imagino que ahora nada ha quedado chueco, salvo esos malos recuerdos...


    ANDO
    con los pies derechos y firmes
    buscando esos destinos tan hermosos que me esperan...

    ResponderEliminar
  2. ...que las "chuequeces" ayudan mucho y que de tanto andar de esa forma, un día nos sorprendemos ante un nuevo destino...
    un beso grande

    Y Anabella me encantó tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. Y aunque entienda de mi dificultad al andar, ¿Que hago?, si llevo los dedos atados...........

    Saludos para ti..


    Agustin

    ResponderEliminar
  4. ...Ella, con las manos callosas, de tanto enderezarselos...

    Wooow, esta será la semana del destino eh!

    Fuerte abrazo Ale.

    ResponderEliminar
  5. No puede uno rendirse ante el destino.

    ¿Cómo aceptar que no somos libres de dirigir nuestros pasos?

    Seguiremos peleando para ir donde queramos.

    Un beso, Ale.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus visitas.... me gustan estas breves letras que dejan tanto en nuestro interior.

    Dejo un abrazo desde mi (nuestro) Buenos Aires querido.
    MentesSueltas

    Instinto del Pasado
    ArguMentes
    Pistóricas Internas

    ResponderEliminar
  7. A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será.

    ResponderEliminar
  8. Aveces el destino es tan cruel....

    ResponderEliminar
  9. me gustó.
    somos varios neuróticos entonces, solo que yo pedaleo.
    y pedaleo.

    Fini

    ResponderEliminar
  10. Los pies son el soporte de todo nuestro peso. Muy buena idea, para hablar un buen rato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Pelear con el destino es propio de la naturaleza humana, aunque los hay que tienen que luchar más y por eso se le quedan los pies así.
    ¿Lo de enchuecado puede ser "Torcidos"?
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Nuca me gustó esa palabra, y creo que sigue sin gustarme. Me suena triste y dura, creo que todos peleamos con él.

    Besos amiga, tu visita será siempre bien recibida.

    Un abrazo,


    ** MARÍA **

    ResponderEliminar
  13. De una neurosis te puedes curar, de uno mismo nunca...Sartre, creo que era así.
    Besitos locos.

    ResponderEliminar
  14. andar entre sombras, y andar en la vida; da y se deja dar; me gusto mucho.

    Muchas gracias por tus palabras, llenan y vacian con buenas vibraciones. Por si acaso ya termine mi texto...

    saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hey Alejandra Querida !!!

    Que divvertido poema
    me has regalado una sonrisa :)
    ajajja
    Besos my dear!

    1
    2
    3
    me aborté

    ResponderEliminar
  16. Bonito y sintético poema. Lindas cosas escribes. Felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  17. Entonces, aceptar, que no resignarse, para evitar esa pelea contra el destino, esa frustración que corroe y "enchueca".
    No obstante...me resisto a pensar su existencia. Destino¿ Libertad? me resultan tan incompatibles, que me acabo inclinando por la segunda....
    Gracias por visitar mi blog.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Hundo mis manos en el fondo bello de tus letras y me pierdo buscando como hallarte.

    Recorro el abismo flotando en sensaciones y tu alma me llega florecida;
    te detecto y mi nervio enloquecido te abraza y te bendice felíz de haberte hallado

    Recibe un beso en tu alma.

    ResponderEliminar
  19. Lo bueno es hacerse amigos del destino para ganar y llegar al éxito dando pasos rectos, el pecho inflado y el corazón palpitando felicidad.

    Saludos.

    Héctor.

    ResponderEliminar
  20. Al destino no hay que pelearle, el destino es tu arquetipo, y la neurosis es que te lo quieran cambiar de ni;o, y luego de adulto, a ni veas, pobre ha de gastar tanto en zapatos

    ResponderEliminar
  21. El mundo sería otro si todos anadaramos com él...

    ResponderEliminar