24 de junio de 2007

Catarata

No me encajes esa violencia
contra todo lo que no pudiste.

Ya no quiero más huesos llenos de miedos
ni palabras acalambradas.

Ya no quiero más látigos que me miren
ni espinas dorsales inundadas.

Ya no quiero más
ya no quiero más nada
que haga de mi vida
el tacho de basura de la tuya.

Nota: Poema escrito luego de ver a una madre reprendiendo fuertemente a su hija
por no haber hecho bien una pirueta artística que a la niña no le interesaba hacer.

54 comentarios:

  1. que fuerte, y cuando lo describiste lo pude vizualizar como en una pelicula.


    hey aprovecho para ver si te animas a jugar esto, las instrucciones están en el posteo de "el juego" en mi blog. saludos.

    ResponderEliminar
  2. Por que a veces los padres quieren vivir los sueños a travñes de sus hijos, y eso es desastre mayor que le puede pasar a un niño

    ResponderEliminar
  3. Esto que describes es una triste realidad mucho más frecuente de lo que imaginamos. No me gusta ver deportes por televisión, me gusta practicarlos y también ver hacerlo a los niños. Soy corredor de carreras populares y he visto lo que comentas centenares de veces. Y en los deportes de equipo, sobre todo en el fútbol, ya ni te cuento.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. sí. escribiste bien que el control es una mierda.

    besos!

    ResponderEliminar
  5. que lata cuando no te dejan elegir ,ser libre..
    besoso gordos y saluditos

    ResponderEliminar
  6. Tengo que llamarle a mi Madre querida, nunca me obligo a nada, y mas bien, como hubiera deseado que fuera mas difícil, mas intolerante. Quizás yo menos terrible. Cazadora de imagenes.

    Agustin

    ResponderEliminar
  7. algo fuerte, pero creo por convición debemos de defender el derecho a ser libres de pensamientos, un beso

    ResponderEliminar
  8. suele apsar que a vcees los padres nos imponene sus gustos o lo que no pudieron hacer... y despues con los años eso se convierte en resentimeinto, a veces se eprdona despues de una buena platica.

    Yo practique ballet y danza folkorica por años y soñaba con tocar el piano

    ResponderEliminar
  9. Desgraciadamente esas cosas ocurren tantas veces... lo lamentable es que se suele tratar de padres que descargan en sus hijos las frustraciones de ellos mismos. Un beso, Alejandra,
    V.

    ResponderEliminar
  10. muchas personas quieren ver el exito que no pudieron alcanzar por si solas, en otra persona, y aparte de ser fracasadas, tratan con su poca estrechez de inteligencia dirigir a alguien PUEDE ALGUN FRACASO DIRIGIR ALGO?

    ResponderEliminar
  11. es tan difícil a veces visualizar los límites del "yo"... me gustó tu visita, tu mundo y tus letras... saludos

    ResponderEliminar
  12. Manuel Rubiales3:57 a.m.

    Sin llegar, ni mucho menos, a esos extremos, me hubiera gustado mucho que mis padres me hubieran prestado algo más de atención cuando el niño que fui empezó a tener inquietudes por esas cosas que para ellos eran simples mariconadas, cursiladas o cosa de locos.
    Un texto brutal y elocuente.
    Vino y besos.

    ResponderEliminar
  13. Vaya!
    Decirle eso a alguien es como encajarle un derechazo en el estómago y un revés en la mandíbula. Pim! Pam!

    ResponderEliminar
  14. Eso es lo que solemos hacer, proyectar nuestras ilusiones en nuestros hijos, que ellos sean lo que nosotros no hemos sido, pero... ¿eso es bueno o es malo?. Y no es cierto que sin esfuerzo en esta vida no se consigue nada. La cuestión es saber potenciar las cualidades que tenga el niño, no las que quisieran los padres. Besos.

    ResponderEliminar
  15. No susurres amor cosas al viento ni pienses que no estoy, eso no es cierto.
    Es tanto mi dolor de no tenerte que transporto mi voz para quererte.

    Ya no quiero que me digas que estás sola y aburrida,
    Ya no quiero verte sola como un niño sin arena y sin castillo,
    Ni quiero que mastiques canciones insonoras,
    ni que escribas mi nombre en el azul cuadrado de cansados días.

    No, no quiero que tu alma se evada de mis manos,
    no quiero que tu alma se torne en brumas como en un laberinto
    por no encontrarme un día.

    Ya,, Ya estoy aquí, acaso no oyes la cancion que esta sonando?
    La traje de allá de tus recodos, de donde el viento te empujó a mis brazos
    de donde fuimos tú y yo codo con codo un solo amor y un solo abrazo.

    Así que ya no hay más porque temer, ni que has perdido lo que ayer fue tuyo,
    ni tedio amargo, ni sustos sin arrullos.
    Ya estoy aquí para embriagarte de amor y de sonrisas,
    para calmarte y calmarme con suave amor que el viento eriza.

    Recibe un beso en tu alma.

    ResponderEliminar
  16. Bien expresado,
    no me encajes en esa violencia, de palabras sin sentido, cada cúal lo hace como puede.

    ResponderEliminar
  17. La verdad que es triste que pasen esas cosas, es muy perjudicial para la salud mental de los hijos. A veces es tanto el deseo de los padres por ver realizados a sus hijos, que se olviden de preguntarles, si eso es realmente lo que quieren.

    Santiago

    ResponderEliminar
  18. Cuando leí lo que te llevó a escribirlo fue un golpe fuerte, que con tu poema me imagino esa fea situación, menos mal que no he vivido algo así en carne propia, saludos!.

    ResponderEliminar
  19. La idea del tacho de basura me pareció fuertaza. Por qué hay padres así?

    ResponderEliminar
  20. Tiempo atrás salió por Tv un padre que reprendía gritando y zarandeaba
    a su hija adolescente en unos campeonatos de natación. -el padre era el entrenador-. Terrible !


    Saludos de alcachofa

    ResponderEliminar
  21. la pluma una vez más poderosa y afilada.
    leerte es un viaje emocional intenso y humano.

    te queda bien!

    ResponderEliminar
  22. bonita poesia asi como bonito tambien tu blog

    saludos

    ResponderEliminar
  23. Excelente poema, ahora mis parpados caen como una cascada...
    Con las cataratas de tus emociones me retiro a soñar...
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Al final se piensa que debe ser así por su bien, pero, se descuida que se está abonando una semilla traumática de por vida y el miedo, más no respeto, menos amor será el lazo tieso que unirá sus vidas y tal vez toda se hará bien, cercano a la perfección, pero, a pesar de los triunfos no habrá alegría plena en ese corazón, el lazo tieso lo impedirá.

    Besos Alejandra.

    Héctor.

    ResponderEliminar
  25. Siempre que escribes, revuelves cosas dentro mío.

    Pero cuando te indignas ante las injusticias, cuando te identificas con los débiles, sacas lo mejor de tí y (de paso) haces salir lo mejor de mí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. y, ¿qué pasó después?
    ¿Hizo bien la pirueta?
    El próximo poema puede titularse : Sopapo.

    ResponderEliminar
  27. Por desgracia, los padres, viven los sueños frustrados a través de sus hijos.

    ResponderEliminar
  28. una poema tan descarnado como la violencia ejercida en su contenido. Violencia fisica y psiquica. Descargar las propias frustraciones en el entorno es una patologia tipica de esta época.

    un bien tratado poema sobre el mal trato.

    besos,un gusto conocerte
    Altamira.

    ResponderEliminar
  29. Me acordé de Mafalda y de un dibujo que hablaba de eso: de una madre que le grita a su hijo. Y ella, sin pudor, le dice que no y que habla de la "conciencia del gremio2 o algo así.

    Hace mucho que no me evocaba un poema a un dibujo, y menos a mi admirada Mafalda.


    Beijos.


    atte:
    Paz

    ResponderEliminar
  30. la tristeza es bella porque es de algo que fue lindo...

    ResponderEliminar
  31. es verdad ya no quiero más , yo siempre digo lo mismo, y sin embargo basta con mirarte y otra vez me encanto contigo...

    la historia de mi vida..


    besoooooooooooooos

    ResponderEliminar
  32. uf
    las madres que quieren vivir la vida en sus hijos me poenen de muy mal humor.
    me gusta leer tan variados matices en tu poesía, Alé.
    un abrazo grande y pedaleos inFINItos.
    Fini

    ResponderEliminar
  33. Y luego la niña se vuelve adolescente y entonces la reprendida es la madre. Y después de mucho tiempo más la hija crece, la madre envejece, y la primera puede ver en la mirada cansada y triste de la segunda que no hay manuales para ser padres. Y que, sí pues, el infierno está hecho de buenas intenciones como decía siempre la abuela.

    ResponderEliminar
  34. je, poema que encajaría perfecto en una situacion masculino/machista; un padre que le dice a su hijito jugador de futbol (ponele unos 8 años):"amagá en el áreaaaa" para luego meter un gol, obviamente y ser el campeon de los campeones, ganarse muchas libertadores y dinero. Comprar una casa con 10 habitaciones, dar de comer a toda la flia, amigos, cuasiamigos... en fin. Que se yo, me fluyó en la mente.
    Saludos, bello y estetico blog.

    ResponderEliminar
  35. ...el placer de reeditar sueños frustrados?
    Querer encontrar en los hijos una juventud que ya les dejó...

    Te saludo Alejandra.

    ResponderEliminar
  36. Brutalmente bello, insisto todo es fuente de un hecho literario. Bellisimo.

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  37. Hola Alejandra, hermoso y duro poema

    Un abrazo y gracias por la visita

    ResponderEliminar
  38. ¡¡¡ Qué dura eres !!!

    Xao "sielo"

    ;)

    ResponderEliminar
  39. No todos los niños aprenden a reaccionar ante esas represiones. Pucha! unos aprenden a vivir sumisamente a la medida del resto, otros esperan el minuto y contestan con furia desatada. Espero que seas una buena madre, cuando te toque.
    un beso
    Giuseppe

    ResponderEliminar
  40. me parece muy bueno como calcaste la situacion, permitiendo que todos sintamos que tambien precenciamos esa situacion

    gracias x pasasrte x mi blog

    ResponderEliminar
  41. proyectar lo de uno a otro, sin darse cuenta que lo agobias, lo impones, y lo presionas a algo que unno no tiene ganas muy lindo

    ResponderEliminar
  42. Me dio escalofríos. Pero es muy elocuente y bellamente odioso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Es interesante. Es horrible que una madre exija a su hijo la perfección, cuando ese acto demuestra que ella mismo no la tienen.

    Pero también es duro ver a un padre indiferente del desarrollo de su hijo.

    No sé cual es más cruel de los dos.

    ResponderEliminar
  44. la madre
    es la más grande paradoja!

    el infinito para ti
    M:

    ResponderEliminar
  45. que pases un buen dia y que ese mama no siga reganando a su nena por las piruetas

    besos y que Dios te bendiga en todo lo que te propongas, cuidateme mucho

    saludos

    ResponderEliminar
  46. Uff la bendita proyeccion de las frustraciones de los padres en sus hijos. Algun dia cambiará, pero me parece que algun dia nunca llega.

    Gracias por tu visita, volvere a leerte.

    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  47. Gracias por pasar por mi blog, ya que fue así como me invitaste al tuyo :D

    "Ya no quiero más
    ya no quiero más nada
    que haga de mi vida
    el tacho de basura de la tuya."

    Es increible como volcamos nuestras frustraciones en aquellos a queines creemos más débiles. Y cuan equivocados estamos muchas veces!


    Hermoso.


    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  48. Rodrigo2:59 a.m.

    Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

    ResponderEliminar
  49. Hola Alejandra!
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Lo que sí podemos es llegar al máximo de nuestras posibilidades expresivas, aunque es trabajoso.

    Otra sagitariana! nos atraemos como imanes creo.

    Tu poesía tiene algo de provocativa porque tiene algo de enojo verdad? y eso es energía.

    Abracito bloguero

    ResponderEliminar
  50. Lindo poema Ale, crudo y verdadero. Aplicable tanto cuando te joden para que hagas una piruata, como para lanzárselo en la cara a alguien que viva desvalijándote el alma.

    Besos

    ResponderEliminar
  51. Crudo poema.
    Me gustó.
    El estilo breve siempre paga.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. Es que en ese momento ni las palabras llegan a llenar el gran vacio de ese amor que una madre tendria que tener hacia ese ser que vivio dentro de su vientre...
    Es que no hay tiempo que borre heridas, es que no hay daño que calme esa bronca que paga un inocente.
    Es que la culpa no es de ese angel que esta en la tierra sino de esa bestia que no sabe que hacer con su vida y por ende, desea arruinar la de su otra parte...
    Cruel pero real...

    ResponderEliminar
  53. Había que explicarle a esa señora,que para criar una mujer 10,no hace falta que sea Madia Comaneci...a parte mi mujer 10 favorita es Bo Derek.UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  54. me ha gustado esto. Cuando lo leí se iba creando una película en mi cabeza a blanco y negro. En ella se veía frustración, dolor, inquietud. Me gusta cuando uno lee algo, y te hace divagar.. Ojalá vuelva acaer en tu blog, me gusta. Felicitaciones y saludos!

    ResponderEliminar