23 de mayo de 2007

Tortura

Las voces resuenan
(detrás del oído)
y el temor reseca la sangre
haciendo que los dientes se muerdan
y se rompan.

Las palabras gritan por dentro
(suplicando por fuera)
y los ojos se colman de lágrimas
y de furia.

El futuro pende del hilo mental
de ese otro que pretende empuñar la verdad
y uno está ahí
metido dentro de la nada
salvando en un segundo su vida
con la certeza de que acaba de matarla.

4 comentarios:

  1. A veces hay que elegir sobrevivir y tragarnos lo que sentimos.

    Pero es la única forma de seguir sintiendo...

    Besos, Ale.

    ResponderEliminar
  2. El sufrimiento, el grito, la tortura, ceden ante el instinto de vivir, sobre todo si se ama. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  3. Exactas palabras para expresar sentimientos que a veces nos complican la vida. Me gustó mucho, besos!
    (Si me dejás agrego tu link a mi blog, a mi me gustaría mucho)

    ResponderEliminar
  4. Desde el centro del dolor trituremos la agonía!! y transformémonos en seres valientes, en las heroínas de nuestro propio destino.
    -Desnuda, canta tu nombre, danza descalza sobre el cuerpo firme de tu esencia-
    Sé feliz.
    El deleite aniquila todo intento de tortura.


    (sin atajos)
    con cariño

    Orquídea

    ResponderEliminar