9 de abril de 2007

EscupitAJJJJo

Te escupiría la inconciencia
cada vez que escupes mi osadía
porque esto que estás haciendo
no tiene otro nombre que envidia.


10 comentarios:

  1. La osadía es envidiable, ignórelo y sea, además, sabia.

    Adios y que tenga un buen viaje (a la sabiduría, digo), pero si se queda por estas áridas regiones de la ira, le recommiendo se hidrate así puede juntar más saliva.

    ResponderEliminar
  2. ...bárbaro!

    ...qué desahogo!!

    ResponderEliminar
  3. En estos casos lo mejor es tener buena puntería.

    Te mando un beso... desde lejos

    ResponderEliminar
  4. Siiii, que cosa mas gloriosa escupir con ganas!

    ResponderEliminar
  5. Que nadie se atreva a atacar a tu osadía, o se las verá conmigo (me encanta tu osadía; la envidio).

    Como ya es costumbre, me encantó.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. sabias palabras de lenguas venenosas que no soportan lo que uno puede llegar a ser

    Agradezco tu visita a mi blog oscuro espero visites el lado tierno. Saludos desde las estrellas

    ResponderEliminar
  7. TE QUEDÓ REDONDO, y sí, hay gente que envidiosa de la osadía de los demás -timoratos ellos- escupen veneno en un intento de eliminar al otro, al distinto, al que se atreve, al que envidian.
    Besos. PAQUITA

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu franqueza a la hora de escribir!

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Te sigo.

    "Ni envidiados ni envidiosos"
    Así debemos vivir;
    de la envidia: ni un consejo,
    que te ha de hacer infeliz.


    salud.

    ResponderEliminar