22 de marzo de 2008

Lava

Me espejo la mirada
me caigo en el agujero negro de mis pupilas
me rebalso: soy volcán.

Mis pies no existen
tampoco mis lágrimas
y mi piedra se rompe aflojándome la duda.

Soy sólo lava derritiéndome los temores
abriéndome
hacia un calor que olvidé haber olvidado.

Sin embargo,
espero mutar a tiempo en agua dulce
ya no podría soportar otra vida de piedra
en espera de un volcán que la salve.

7 comentarios:

  1. Siempre eres volcán.

    (Nunca piedra).

    Beso.

    ResponderEliminar
  2. Hacia tiempo que no podía pasar a disfrutar de tus palabras. Qué bueno es volver a leerte amiga!

    un beso grande

    ResponderEliminar
  3. mutar a tiempo

    significativo para mi


    Besos no olvidados

    ResponderEliminar
  4. Lava y agua y la evullición de tu creación.

    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  5. Hey, hace cuanto no pasaba por acá. Me gustó la idea de la lava mutando en agua dulce. Aunque antes habría que asegurarse de que la lava ya no sea dulce, sino no tendría sentido. ¿Qué estoy diciendo? No sé, lo mío ya no tiene sentido, pero también me gustó la idea de que la lava sea dulce, la voy a probar y te cuento...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. te puedo decir por experiencia que siempre tendremos nuevas oportunidades de saborear lo más bello.
    adicto a lo que escribes, te dejo besos.

    ResponderEliminar