13 de mayo de 2015

Antídoto



No te anudes, garganta.
No te anudes.

Por favor no te anudes por esto que es nada.

Que no es nido
Ni orilla
Ni siquiera mariposa sin alas.

No te anudes

No tenses las cuerdas consonantes
Aúlla como loba las vocales
Con las lágrimas aferradas a los lagrimales
Hasta que ese tal vez
(Por fin)
Se esfume. 

1 comentario:

  1. Se esfumará, seguro.

    Besos y un aullido compartido.

    ResponderEliminar