16 de mayo de 2008

Poema a Eros

Eros

-infinita búsqueda filosófica-

dime tu verdad

derrámame tu belleza

cual si fuese hilo de vino

mojándome el cuerpo

embriagándome el alma

hasta que la pregunta, muda

desnude tus palabras.

6 comentarios:

  1. son poemas como este, los que las desnudan.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:29 a.m.

    una maravilla!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:46 a.m.

    No hay caso. Algo traba los versos. Yo creo, al igual que Octavio Paz, que la mucha luz, al igual que la mucha sombra, enceguece. Muchas flores alegran la vida, pero también adornan la muerte. Personalmente, estimo que tienes una poesía un tanto feble que muchos amigos tuyos ensalzan en forma poco prudente. Espero que aceptes una opinión distinta al resto. Va con mucho respeto. Por lo demás, todo intento es válido.

    Pablo.

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo con Pablo... la poesía no se analiza: te toca o no te toca... nadie puede decir si un trozo de chocolate es demasiado dulce o si un sorbo de agua es demasiado salada... siempre va a depender del gusto de quien lo pruebe.

    saludos
    marcelo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:13 p.m.

    No estoy de acuerdo con marcelo, pues la poesia si puede analizarse mas alla de si "te toca o no te toca".
    Por ejemplo analizar las particularidades de la poesía sirve para interpretar el fenómeno poético como tal y su instalacion en circunstancias históricas, sociales, políticas...
    La poesia no es pastiche sino un elemento historico... la manera en que marcelo pretende encerrar su lectura, es tambien historica...

    saludos
    http://espacioenlasnubes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:15 a.m.

    Obviamente, apoyo la moción de "espacioenlasnubes" y, por ende, discrepo de la opinión de Marcelo.
    En todo caso, no he realizado ningún análisis de la poesía de la señora Dening. Sólo comenté que su poesía me parece débil que es muy aplaudida por sus correligionarios o cercanos. Un acercamiento más profundo a sus textos nos podría develar aspectos riquísimos de su poética. Eso de que "te toque o no te toque" es válido también, pero no descarta lo otro. Y, en este caso, a mí no me ha "tocado" aún, lo cual es atendible y merece respeto, por cierto.

    Pablo.

    ResponderEliminar