25 de abril de 2008

Intraterrestre

El hueco de mi ombligo
me abduce

y me empuja

hacia la causa primera

cuya alfombra encripta: welcomend.

6 comentarios:

  1. hey Alejandra, interesante texto!
    me hizo sonreír, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Paradojas.

    Que lo que parece un agujero es en realidad un nudo infinito, que si se sigue paso a paso da para salir cuando se entra. WelcomEND.

    Siempre es un gusto pasar

    Saludos desde Lima

    ResponderEliminar
  3. La causa primera...? welcomend...?
    Enigmático...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me imagine mi bienvenida al mundo.

    Un beso desde MG

    ResponderEliminar
  5. La abducción ¿depende del tamaño del hueco del ombligo? :) Chiste malo.

    Esa alfombra que pisamos todos en el minuto 0 cuan importante fue...

    Lindo tú blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ... porque a pesar de todo lo dicho, el origen (cuando se piensa) no deja de ser complicado... mejor no pensarlo, y meterse al ombligo. Primera vez que veo tu blog, buen trabajo :) Saludos!

    ResponderEliminar