31 de octubre de 2015

Legumbres en ravioles



Las legumbres a veces no son fáciles de incorporar en la alimentación diaria, en especial cuando hay un niño. Pero le encontré una vuelta bien interesante con estos riquísimos ravioles. A continuación, el paso a paso.

En primer lugar, dejo una noche en remojo un mix de legumbres: lentejas, garbanzos, porotos de todo tipo. Con una taza ya es suficiente. Al otro día lo hiervo hasta que todo está a punto. Luego rehogo una cebolla + morrón + tomate + ajo, agregando las legumbres con un toque de pimentón + sal + azúcar para que quede más bien dulce. 

Aquí me detengo. Esto ya es parte de una primera comida: sirvo por un lado las legumbres y por otro cubos de calabaza, zanahoria, papa, tomate (lo que tenga). Lo que sobra, lo proceso y ahí tengo el relleno de los ravioles. A veces sólo las legumbres pero otras le agrego calabaza, por ejemplo.

Ahora, la masa. Una masa sumamente fácil y económica: 150grs de harina 000 + 3 cucharas de Maizena + un toque de sal + agua en cantidad necesaria para que la masa quede bien. Ni huevos, ni aceite, ni nada más. Con esto alcanza para dos platos de ravioles. Se puede preparar con el doble de cantidad y luego freezar lo que sobre.
Esto acompañado de una buena salsa de tomates naturales + ajo + oliva es simplemente delicioso, además de muy sano y nutritivo!

Espero conocer y poner en práctica más recetas simples con legumbres! Quien tenga alguna, comparta! Hasta la próxima!